Nuestra historia inicia en la segunda postguerra, cuando el fundador de la empresa, Benito Vitali, decide de poner una carnicería. Se trataba de un pequeño taller en un pequeño pueblo del Apenino boloñés, donde el joven Benito puso en práctica lo que había aprendido en los años anteriores trabajando como carnicero. En pocos años Benito transformó la carnicería en un pequeño matadero y chacinería y, en los años 80, amplió su actividad comprando una planta totalmente dedicado al curado del jamón crudo. A lo largo de los años, la fábrica de jamones ha crecido y hoy la tradición de aquel entonces se conjuga perfectamente con un sistema moderno, eficiente y tecnológicamente de vanguardia.

QUIERES TRABAJAR CON NOSOTROS?

Envíenos su Curriculum Vitae

BACK
Facebook
Linkedin